HIMNO DEL ESTADO DE FALCÓN

CORO

Provocó la injusticia la guerra,
Sus colosos armó la igualdad
Y estalló desquiciando la tierra
De las iras del pueblo el volcán.

I
La legión de los bravos guerreros,
Del Caudillo magnánimo en pos,
Rescató de la Patria los fueros
Con sus armas ungidas de Dios.

II
Fulminó las falanges hostiles,
Que arraigaban principios de rey
Y labró con sangrientos buriles
Sobre tablas de bronce, la ley.

III
Completó la sagrada armonía
De la obra fecunda Falcón:
Al contrario de dio garantía
Y al inerme enemigo, perdón.

IV
El brutal despotismo es el hecho
Es la horca, la gleba y la cruz,
Y es lema, del alma el derecho,
La verdad y la vida y la luz.

V
Dios bendiga la hueste coriana,
Que a vanguardia en la homérica lid
Se batió con bravura espartana,

Como un solo gigante adalid.
 





CREPÚSCULO CORIANO
Vals de Rafael S. López

Bajo el cielo azul pliega un bostezo el sol
cuya tenue luz pincela un arrebol ;
las brisas salobres rizan al pasar
el vientre sonoro, desnudo del mar.

Desde un campanario se oye una canción
que cantan los bronces con aire tristón
y mientras la tarde se aburre de luz,
las sombras se agolpan tejiendo un capuz.

Todo el embrujo del atardecer
muestra su gracia, sin igual color,
y en la carita virginal de una mujer,
crepúsculo en vida, convertido en flor.

La nerviosa expresión de su mirada tropical
encendía mi ser cuando le hablé de amor,
mientras su voz canora de límpido cristal
orquestaban las olas en un caracol. (Bis)

SOMBRA EN LOS MEDANOS
(R. Sánchez López)

Bajo el claror de la luna,
sobre las tibias arenas,
entre cardones y dunas,
un chuchube modula un cantar.

De otros distantes paisajes,
se oye un concierto de besos,
es el mar que con su oleaje
viene a la playa a besar.

Los cujies lloran de dolor
en mi vida mustia de esperar,
las caricias de un lejano amor,
que ha dejado mi peregrinar,
y en la ruta que marca el destino sobre las arenas
que esperan caminos dolorosamente
se alargan mis sombras sobre el medanal. (Bis)



Volver al Mapa