utuado

Utuado 

utuado

"Ciudad del Viví" - "Los Montañeses"

utuado

Photobucket

Photobucket

HIMNO

Autor: Amilcar Rivera Díaz

Valle bendito el de mi Otoao,
mundo de verde, de azul y sol,
tierra del pitirre y del guaraguao,
cáliz y altar de mi amor.
Es de mi patria su corazón.
Es fiel guardián de su tradición.
Es el perenne y firme bastión
del alma de mi país.

Utuado, amado Utuado,
¿Como no has de estar en mí
si creció mi alma en tus campos
y mis sueños acunó el Viví?
Si algún día de ti me alejo
o si calla al fin mi voz
dejo como eterna ofrenda a ti
hecho canción mi amor.

  utuado

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

EN EL PUEBLITO DE UTUADO

José Sotomayor

A la orilla del viví
En el pueblito de Utuado
En el barrio de Vubao
Nació mi hijo Edmelin
El mismo día lo inscribí
Con mi nombre grabado
Momento que no olvidado
De aquellos días amado
Dónde nació mi amor
En el pueblito de Utuado

Mi hijo Héctor nació
En el barrio de Caunilla
Y del río en las orillas
Allí todo floreció
Muy contento estaba yo
Con mi familia a mi lado
Mi negocio había formado
Y vivía muy tranquilo
Y dónde todo ha concluido
En el Pueblito de Utuado

En el barrio Cumbre Alta
Mi hijo Aníbal vino al mundo
Yo vivía con orgullo
De la mujer que yo amaba
Ella me idolatraba
Estando siempre a su lado
Siempre la he recordado
Siempre la tenga en mi mente
Mi cariño permanente
En el pueblito de Utuado

A Rió Piedra llegué
Con todita la familia
Allí nació una niñita
Por Maria la llamé
Pues Maria también
A la madre había llamado
Allí quedo sepultado
Aquel cuerpo tan querido
Pero el nombre queda escrito
En el Pueblito de Utuado

Photobucket

 

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket  Photobucket

Photobucket

utuado utuado

utuado

Photobucket

 

utuado

 

Photobucket

Cofre de sándalo
Jesús María Lago

En un tallado cofre de sándalo de Oriente
conservo los recuerdos más dulces y queridos:
amarillentas cartas, retratos desteñidos
y rosas que aun escuchan las cuitas de la fuente.

El cofre, a los caprichos del tiempo resistente,
satura los objetos, teniéndolos unidos
con un perfume vago que aviva los sentidos
y evoca florescencias del alma y de la mente.

Mi corazón es cofre también de esa madera:
sándalo de un Oriente fabuloso, que aroma
las múltiples visiones que enciende la quimera.

Para mirar los cuadros que borra la distancia
abro mi cofre, y sueño... ¡La misma primavera
no tiene para el campo tan mágica fragancia!

Photobucket

utuado

utuado

Photobucket

Photobucket         Photobucket

Photobucket

 

Photobucket

Algún día
Angel Maldonado Acevedo

Felices los retratos de la infancia.
Todos bien juntos, buscando cada cual
ser el primero
detrás de las sonrisas que anunciaban
los años más felices.
Nada queda de la casa ni del balcón
que sirvieron de marco a la fotografía.
Sólo en el fondo de las miradas
podemos reconocer que alguna vez
no todo estuvo perdido.
Hoy, cuesta decirlo, somos ruina.
Queda muy poco de aquellas miradas optimistas.
Mirarnos desde ahora es como maldecirnos
por haber derrochado tanta vida.

Photobucket

Photobucket Photobucket Photobucket

HABLO DE MI

Angel Maldonado Acevedo

Vivo en una isla
Rodeada de crepúsculos.
En un mar de silencio
Que lanza oráculos inciertos.
Mi casa es un deseo radiante
Que obsede como música.
Vivo en esta ilusión
De concitar que existo.

Hablo de las palabras
Del incendio que surge
De esas oscuras sonoridades apagadas.

Hablo de las orillas
Que nunca he visitado.

De puertos que llegaron con sus viejas canciones
Hasta mi orilla despoblada.

Hablo de mí del transeúnte opaco
Del marinero en reposo.

Del ácido habitante en las orillas
Donde la voz rehuye los plácidos encuentros.

Hablo de una ventana abierta siempre.

utuado

Photobucket

Photobucket

utuado

Photobucket

utuado

utuado

 


Volver al Mapa