sabana-grande

Sabana Grande 

sabana-grande

"Pueblo de los Prodigios" o el "Pueblo de los Petateros"

HIMNO

Raúl A. Torres Irizarry
Elpidio Montalvo

Sabana Grande, ciudad petatera,
alegre y bonita del sur del país.
Sabana Grande, tus montes y tus llanos,
tu gente y tu historia leyenda ya son.

Sabana Grande, tierra bendita,
tierra del sol brillante,
de hermosa luna que perfuma,
con el aroma de sus plantíos en la llanura.

Sabana Grande, de noble estirpe,
leyendas y tradiciones,
entre sus montes canta el pitirre,
Dios con su hijo te brindan juntos sus bendiciones.

Sabana Grande, cuna de héroes,
poetas y atletas a orgullo eres tú.
Por eso Sabana Grande, mirando al futuro,
en la historia te habrán de tener.

sabana-grande

sabana-grande

Photobucket

  Photobucket       Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Romance de San Germán

Angel Rigau Ramos


Estás en verde ondulante,
con tus lomas como un signo
sobre un pliego de tu historia
que sólo ha cantado el río
que lame tus barrios bajos
por la ribera extendidos.

Vieja "Nueva Salamanca".
San Germán; baluarte invicto
de rejas y tradiciones,
cantares, rezos y ritos...
Por tus calles torturantes,
–modernos anacronismos
de fatigas ancestrales–
marcha tu pueblo, rendido,
al clamor de los calvarios
de tus cuestas en delirio.

"Colinas de Santa Marta":
–incienso, solar bendito–.
Geranios de Santa Rosa
en las manos de tus niños.

Golondrinas milagrosas
que vuelan marcando el sitio
de las piedras veneradas
de "Porta Coeli", el altivo
Partenón de credo y raza,
cuyo sagrado recinto
aún huele a glorias pasadas
y a oración de Dominico.

En el "Cerro de los Libres"
tu "Ceiba Histórica" ha dicho,
con voces que nadie escucha,
la historia que no se ha escrito.
¡Quién sabe si de su sombra
venga el hombre presentido
y nos alumbre su antorcha,
con claridades de Olimpo,
el alba de un nuevo día
esperado ha cuatro siglos.

Noble "Ciudad de las Lomas",
blasón de romance antiguo,
tus viejas piedras resumen
las hazañas de tus hijos:
Ramírez, Palmer, Quiñones,
Lugo, Tió y otros que olvido
que han dado vuelo a tu orgullo;
tus poetas distinguidos,
tus atletas campeones,
–orlas de laurel y mirto–;
tu Santa Rosa perdida
sin altar aún definido...,
las ondas de tus colinas,
cauces de los infinitos
lagos de aire y horizontes
en su fondo recogidos,
te circundan, por lo alto,
como un parque de divinos
tazones, de cielos llenos,
para ungirte bendecidos.

Tienes la gloria en los agros;
la sonrisa del Destino;
páginas de oro en la historia;
la devoción de tus hijos;
cansancios anticipados
en tus calles y caminos,
en marcha, siempre hacia arriba,
descifrando el escondido
símbolo caliente y seco
de tus cuestas en delirio.

Difundan, "Ciudad de las Lomas",
clarines de oro fundidos,
la honra y prez de tus blasones
de inigualado prestigio.
¡Quién sabe si de tus cuestas
venga el hombre presentido
para rescatar la isla
que soñando hemos perdido,
y nos alumbre su antorcha,
con claridades de Olimpo,
el alba de un nuevo día
esperando ha cuatro siglos!

Photobucket          Photobucket

sabana-grande

Photobucket

sabana-grande

sabana-grande

sabana-grande

Estás feliz, Jesús

Calixto Carrera Montalvo

Estás feliz, Jesús, en el pesebre;
flor de esperanzas encarnada en niño,
y al darte como ofrenda mi cariño
me pide el corazón que lo celebre.

No soy del verbo el consagrado orfebre
que acendre del cantar como el armiño
más, dándote mi amor, tal me constriño
que dejo que mi verso te requiebre.

¡Bendito tú que a los humanos vienes
cual un Niñito con tus carnes lenes
echado en pajar de lar sencillo...!

En esta tu humildad, me eres ejemplo
y encuentro tu pajar ara de templo
donde mi orgullo artificial humillo.

sabana-grande

sabana-grande

Photobucket

sabana-grande

Photobucket


 


Volver al Mapa