sangerman

San Germán 

sangerman

"La Ciudad de Las Lomas" - "Ciudad de las Golondrinas" - "Fundadora de Pueblos"

 "Cuna del Baloncesto puertorriqueño" - "Ciudad Peregrina"

sangerman

sangerman

HIMNO

Autora:  Raquel Quiñones

San Germán es mi pueblo querido,
en sus lomas alegres nací
y no encuentro otro sitios en el mundo
donde yo pueda ser tan feliz
Es antiguo, legendario y muy culto.
y fue cuna de hombres grandes ayer.
de poetas, maestros artistas,
y de damas muy nobles también.

Porta Celi se levanta orgullosa
cual reliquia de un tiempo que fue,
en sus muros antiguos aún vibra,
un pasado de gloria y de fe.

Yo no cambio mis verdes colinas,
por París, Nueva York ni Berlín
porque allí no se ven golondrinas
como siempre las vemos aquí.

Dios Bendiga este pueblo tan mío,
este pueblo en donde nací,
del que puedo yo estar orgullosos,
donde siempre me siento feliz
 

sangerman

sangerman  

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Canto a Puerto Rico

Lola Rodriguez de Tió

Borínquen, nido de flores
donde comencé a soñar,
al calor del dulce hogar
que dio vida a
mis amores,
al recibir tus loores
siento el alma en lo hondo
algo que sale del fondo
en acordes vibraciones
y palpita en las canciones
con que a tu afecto respondo.

Después de ausencia tan larga
vengo a contemplar tu cielo,
para calmar el anhelo
que a veces mi vida amarga.
Hoy mi espíritu se embarga
de alborozo y alegría,
al ver esta patria mía
noble, grande, generosa,
brindándome cariñosa
su entusiasta simpatía.

Aunque me alejó la suerte
de tus valles y tus lomas,
entre las blancas palomas
del ensueño logro verte...
Yo sabré siempre quererte
como llorar tus pesares,
y en tus palmas y tus mares
ha de repetir el viento,
que es tuyo mi pensamiento
y son tuyos mis cantares.

En otra tierra querida
que alumbra el sol tropical
y sueña el mismo ideal
que en nuestros pechos se anida,
hallé tan franca acogida
entre fraternales brazos,
que siento que en dos pedazos
mi corazón se comparte
¡y es solo mi anhelo...atarte
a Cuba con dulces lazos!

Cuba, tu hermana mayor,
te señalará el camino
pues en un mismo destino
las ha fundido el dolor;
Cuba te ofrece su amor
sin zozobra ni recelo...
En defensa de tu duelo
hará suya tu venganza,
alentando la esperanza
que resplandece en tu cielo.

¡Feliz yo si logro un día
la realidad de mi ensueño,
enlazar con noble empeño
aquella tierra y la mía!
Yo las cantaré a porfía
ensalzando sus primores,
y en la esencia de sus flores
haré que mi canto suba,
pues hoy Puerto Rico y Cuba
son mis dos grandes amores.

Como el ave viajadora
que rauda tiende la pluma,
pronto envolverá la bruma
de la ausencia a tu cantora.
Más, ¿que importa? si te adora
será en vano que se ausente;
en los claros de su mente
y del sol a los reflejos,
de cerca como de lejos
¡tendrá tu imagen presente!

Al partir de tu ribera,
iré triste y desolada
pensando en la patria amada
donde ví la luz primera.
Mi nuevo nido me espera
en otra
hermosa region,
mas, al darte el corazon
su tierno adiós, Puerto Rico,
mis dos patrias glorifico
en una misma canción.

 

Photobucket

Photobucket

 

sangerman

Photobucket

Photobucket

sangerman

sangerman

sangerman

Photobucket

Photobucket

Photobucket Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

sangerman

Photobucket

sangerman

LA BORINQUEÑA

Lola Rodríguez de Tió

¡Despierta, borinqueño
que han dado la señal!
¡Despierta de ese sueño
que es hora de luchar!

A ese llamar patriótico
¿no arde tu corazón?
¡Ven! Nos será simpático
el ruido del cañón.

Mira, ya el cubano
libre será,
le dará el machete
su libertad...
le dará el machete
su libertad.

Ya el tambor guerrero
dice en su son,
que es la manigua el sitio,
el sitio de la reunión,
de la reunión...
de la reunión.

El Grito de Lares
se ha de repetir,
y entonces sabremos
vencer o morir.

Bellísima Borinquen,
a Cuba hay que seguir,
tú tienes bravos hijos
que quieren combatir.

Ya por más tiempo impávidos
no podemos estar,
ya no queremos, tímidos
dejarnos subyugar.

Nosotros queremos
ser libres ya,
y nuestro machete
afilado está...
y nuestro machete
afilado está.

¿Por qué entonces, nosotros
hemos de estar,
tan dormidos y sordos
y sordos a esa señal?
a esa señal, a esa señal?

No hay que temer, riqueños
al ruido del cañón
que salvar a la patria
¡es deber del corazón!

Ya no queremos déspotas,
caiga el tirano ya,
las mujeres indómitas
también sabrán luchar.

Nosotros queremos
la libertad,
y nuestros machetes
nos la dará....
y nuestros machetes
nos la dará...
Vámonos, borinqueños,
vámonos ya,
que nos espera ansiosa,
ansiosa la libertad.

¡La libertad, la libertad!

Photobucket

Photobucket


 




Volver al Mapa