mayagues

Mayagüez 

mayagues

"La Sultana del Oeste" - "EL Pueblo del mangó" - "La Ciudad de los Indios"

 "El Pueblo de la Sangría" - "La Villa del Brazo Gitano"

mayagues

Photobucket

Photobucket

Photobucket

mayagues

 

HIMNO

Autor:  Luciano Quiñones

Mi patria es un oasis,
un jardín de gran belleza,
donde artistas y poetas
se llenan de inspiración;
y tiene en el oeste
una fulgurante estrella,
un pedacito de cielo,
parte del reino de Dios.

Hoy quiero regalarle
a esta ciudad de hermosura,
La Sultana del oeste,
la del sabor a mangó;
mi más fina y pura,
y una melodía bordada
con hilos del corazón.

¡Mayaguez! ¡Mayaguez!
Ciudad de las aguas puras,
valles y montes de ensoñación
baja cantando tu río
a tu apacible bahía
donde al fin de cada día
se acuesta a dormir el sol.

¡Mayaguez! ¡Mayaguez!
Que orgullo para nosotros
tu historia es,
desde el humilde taíno
que bautizó al río Yaguez,
a Eugenio María de Hostos que inmenso fue.

Eres cuna de cultura,
crisol de sabiduría,
la Virgen de la Candelaria
dotó a tus damas
de gran belleza y simpatía.
Eres el lugar perfecto,
del paraíso el edén;
de orgullo se hinche mi pecho
para decirte: ¡Dios te bendiga!
¡mi  Mayaguez! ¡Mayaguez!
 

Photobucket

   Photobucket

Photobucket      Photobucket

mayagues

MAYAGÜEZ SABE A MANGÓ
Por: Luis Llorens Torres

San Juan sabe a coco de agua,
Humacao a corazón,
Ponce a níspero y quenepa
Mayagüez sabe a mangó.

Mayagüez es la criolla
que de campo se vistió,
criolla que suelta y abre
sandungueando en el verdor
su larga cola de cañas,
desde Yauco hasta Rincón,
y tiene sobre los montes,
a la querencia del sol,
su humedecida melena
de cafetales en flor.

Mayagüez es la criolla
que de campo se vistió.

Cuando en las horas de siesta
la acaramela el calor
y en la hamaca se desnuda,
Mayagüez sabe a mangó.

Mayagüez tiene los ojos
más negros que he visto yo,
los ojos en Puerto Rico
que ven acostarse el sol.

Con la sal de Cabo Rojo
los requetesala Dios,
La piña blanca de Lajas
guiña en ellos su dulzor.
Con café de Maricao
el diablo los desveló,
ojos galgos que le ladran
al lucero del amor.
Cuando nos muerde la carne
Mayagüez sabe a mangó.

En la calle Méndez Vigo
y en la Plaza de Colón
en el muchacho que corre
y en el errante pregón,
en el mendigo que pide
una limosna por Dios,
en la guagua que va lenta
y el auto que va veloz
en la hembra de paso fino
y el mozo pasitrotón,
en la escuela, en el teatro
y en la acera y el balcón
en las mil voces que parlan
como en una sola voz,
en los mil ojos que miran
en la urbana procesión
y en las mil bocas que ríen,
Mayagüez sabe a mangó.

Esta noche a media noche
Mayagüez me convidó.
Mayagüez cuando convida
pega fuego al caracol.
Mayagüez sirve en su mesa
alma, vida y corazón.

¡Por diez! juro que en la espuma
de su blanca ondulación
y en los riscos de sus senos
en salsa multicolor
de la carne de sus labios,
Mayagüez sabe a mangó

mayaguez

Photobucket

mayagues

Photobucket

Photobucket

Photobucket

 

mayagues

mayagues

Photobucket

Photobucket

mayagues

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Mayagüez, Puerto Rico

Celia Altschuler

 

“Ciudad de las Grandes Aguas”

donde Atabey asentó su trono

entre la copiosa maleza,

que lleva al río Yagüez en su vientre.



Casa de Soles,

reflejados en tu pureza,

donde la ribereña Diosa Taína

placidamente sobre las aguas,

ataviada con el plumaje

de las aves caribeñas.



Santuario de mar y estrellas,

de lunas y noches idílicas,

donde al nacer mis pupilas

se prendaron de tu esencia,

bebiendo de tu sangre taina,

sangre, que aun cabalga en tus entrañas

prolongándose ahora en las mías.



Ciudad de Mayagüez Taína,

Mayagüez India,

que te vistes con el follaje

de tus árboles de mangó

que te escapas entre los dedos

de mi ensoñación lírica.



Le rendiré culto a los próceres

que sobre tus montes y valles

dejaron sus vidas escritas,

visitaré la Plaza de Colón

la más hermosa de mi isla,

y rezaré a la Virgen de la Candelaria

en cuyas manos el Cielo bautiza.



Mayagüez, mi cuna querida

déjame ser honra de tu nombre

déjame ser orgullo de tu sonrisa,

y entregarte a ti mis versos

madre río, puerta del mar,

donde la Diosa Atabey

serenamente

sobre el Yagüez camina

Photobucket

mayagues

Photobucket      mayagues 

Photobucket  Photobucket  Photobucket

 

 

Volver al Mapa