Ciales 

"Ciudad de la Cojoba"

ciales

ciales

 

Fragmento del poema
De Ciales soy

Juan Antonio Corretjer

Soy como potro cerrero
que la jáquima resiente.
Soy como aquella gente
que se alzó con El Leñero.
De Ciales soy. Soy del fiero
riñón de la serranía.
Fíjate tú si querría
jurutungos y escotero.
Repara lo que te quiero
que te doy la vida mía.

ciales

HIMNO

El cantar de tus ríos es mensaje
de tu origen ibero y viril
que orgullosos tus hijos ostentan
en las lides del diario vivir.

Y en tus sendas que adornan luceros
se engalanan con la tradición
que revive en tu historia las huellas
del criollo su fe y su dación.

En tus montes florece el cafeto
y en tus valles se yergue la palma
con su inhiesto penacho hacia el cielo
en ruego por la patria y las almas.

Y en Frontón, Cordillera y Bateyes
aún resuena del indio el tambor
recordando a tus hijos como muere
el boricua con dignidad y honor.

Ciales, Oh pueblo mío
cuna donde nací
de tus hijos orgullo,
de la Patria un jardín
de la Patria un jardín

Ciales, Oh cuna amada
en ti quiero morir
escuchando tus ríos
y el cantar del coquí
y el cantar del coquí

Tu bandera y tu escudo eternizan
los valores que haz dado a la Patria
y tu nombre es sencilla diadema
que en tus hijos el pecho engalana

Y en tu historia hay páginas de oro
que escribieron el blanco y el negro
que en tu nombre juramos honrar
cual cialeños y puertorriqueños.

ciales

Photobucket

Photobucket

Photobucket

 

Ciales... Casi Cielo

Nimia Vicens

A mis padres en la eternidad

Ciales…
casi cielo

Cuenca de tierramante de luceros
entraña y corazón de Puerto Rico
Corazón de la Patria
nido y vuelo

Desde la austera meseta castellana
esta ocre luz en grises tamizando
velo de oro en la otoñal nostalgia

¡altos los cielos!
secas vastedades… …:
Por campos del olvido va el Quijote
las fablas de las piedras
recaundando… … …

Yo te recuerdo Ciales casi cielo…
Sueño tu noche de café y de luna
en lírica nostalgia estremecida
con tu Marzo embriagado de azahares
bajo el prodigio de la florecida.

Sueño tu aroma, tus campos y tus nombres
Frontón, Pozas, Caliche, Montebello
y…  algún amor cantando en el paisaje
esta dolida copla del olvido:

Camino de la Florida
íbamos los dos un día…
en las altísimas copas
de los robles florecidos
¡el amor se nos perdió
no encontramos más la vida!
quedó la rama llorando
y las ropas desprendidas.

En tajo vertical sobre el Cialitos
majestuosas montañas recortadas
levantan un castillo a tu paisaje
mansión de soledad y de hermosura.

Rubí de Octubre el cafetal se cuaja
bajo el sinfónico silencio de tus noches…
Bajo tu cielo Ciales… casi cielo
reposa un corazón… brava semilla
¡el más cialeño de los corazones
germinando los sueños y la vida!

Sí te recuerdo Ciales casi cielo
puedo tocar tus brumas… tus neblinas
tu atmósfera de fronda y de hoja húmeda
tu cielo bajo… tu tristeza amiga
y las estrellas silvestres a la mano.

Sentir la orquesta de La Soñadora
dispersando sonatas en la noche
mientras los ángeles custodios de las guabas
guardianes de tu flor y de tu fruto
mecen la niebla bajo las estrellas.

Embriagarme en tierras de Castilla
con su trópico y flor, jazmín, gardenias
¡rosas de los jardines de la infancia!

La Voz de Dios en trinidad precisa
¡triple en la yerba?! suelta sus tres notas:
es el Coquí cantando desde Ciales
la unidad de hermosura borinqueña:
frondas de cafetal, aguas de música
luna sobre el castillo en Cordillera.

Monumentos de verde tus montañas,
ungida tierra de rocío y helecho.
Poetas contemplando tu hermosura
entraña y corazón de Puerto Rico.

Y el hombre triste se consuela y sueña
bajo el influjo del noble poderío
que da su tierra… su casa… su montaña.

Jorge Luis madruga en su ventana
y emite al aire de la Cordillera
breve discurso de morivivises:
«La abeja liba la flor
yo libo, Patria, tu amor»

En la Torre de Ciales, Juan Antonio
¡varón de la Poesía y de la Patria!
clama en tierno rugido su alabanza:

«Gloria a esas manos que trabajan
esas manos negras, blancas, indias
De entre esas manos nos salió la patria
alabanza alabanza alabanza»

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Yo sólo tengo para ti, mi Ciales
este verso de amor y de recuerdo
escrito en la nostalgia y la distancia…
¡Te salve Dios ! ¡mi isla! ¡Ciales mío!

Yo te recuerdo Ciales desde España
como si dentro del corazón yo te tuviera
dentro del corazón de la Isla mía
¡tantos nombres clavados en tu suelo!
Isla de la Palabra y la Poesía

Puerto Rico

mi Ciales

casi cielo.

ciales

Photobucket

ciales

Photobucket

Photobucket

Photobucket

ciales

ciales

ciales

Photobucket

Photobucket

ciales

Photobucket

ciales

Oubao Moin
Juan Antonio Corretjer

El río de Corozal, el de la leyenda dorada.
La corriente arrastra oro. La corriente está ensangrentada.
El río Manataubón tiene la leyenda dorada.
La corriente arrastra oro. La corriente está ensangrentada.
El río Cibuco escribe su nombre con letra dorada.
La corriente arrastra oro. La corriente está ensangrentada.
En donde hundió la arboleda su raíz en tierra dorada
allí las ramas chorrean sangre. La arboleda está ensangrentada.

Donde dobló la frente india, bien sea tierra, bien sea agua,
bajo el peso de la cadena, entre los hierros de la ergástula,
allí la tierra hiende a sangre corre el agua ensangrentada.
donde el negro quebró sus hombros, bien sea tierra o bien sea agua,
y su cuerpo marcó el carimbo y abrió el látigo su espalda,
allí la tierra hiende a sangre corre agua ensangrentada.
Donde el blanco pobre ha sufrido los horrores de la peonada,
bajo el machete del mayoral y la libreta de jornada
allí la tierra está maldita, corre el agua envenenada.

Gloria a esas manos taínas porque trabajaban.
Gloria a esas manos negras porque trabajaban.
Gloria a esas manos blancas porque trabajaban.
De entre esas manos indias, negras, blancas,
de entre esas manos nos salió la patria.

Gloria a las manos que la mina excavaran.
Gloria a las manos que el ganado cuidaran.
Gloria a las manos que el tabaco, que la caña, y el café 26sembraran.
Gloria a las manos que los caminos trabajaran.
Gloria a las manos que las ruedas giraran.
Gloria a todas las manos de todos los hombres y mujeres que trabajaran.

Y gloria a las manos, a todas las manos que hoy trabajan
porque ellas construyen y saldrá de ellas la nueva patria 33liberada!
¡La patria de todas las manos que trabajan!
Para ellas y para su patria, ¡alabanza!, ¡alabanza!

Photobucket

Photobucket


 

Volver al Mapa