Canción para Villa Hayes

Yo no olvido Villa Hayes,
lugar de ríos y tradición,
puerta del Chaco bravío,
es mi terruño y recordación.
Troperos y canoeros arriero
porte es el sentir,
estampa de mis hermanos,
es pueblo llano curtido al sol.
En mi andar de soñador
como camalote regresaré
henchido mi pecho al viento,
como el velamen mi corazón.
Quiero abrazarte en mi canto
por la añoranza que guardo en mí,
contarle a mis compueblanos
que allí la infancia viví feliz.
Quiero deambular sus calles,
barrio Cerro Golondrina,
Pañete, Santa Librada,
almacén de Pascottini,
su yapa de caramelos,
parrillada “Las Palmeras”,
sol naciente y carretilla,
eran noches de bohemia,
luz de vela, caña y truco
y sapukái de amenecidas.

Recitado

Villa Hayes:
de lejos te sueño
en vuelos de bragados,
cigüeñas y karaü
llorando sin consuelo.
Vida de polvareda,
lluvia, viento, sol y monte
y cuarteles de verano,
enero de compañeros,
inocencia. valentía,
herencia de Boquerón y Campo Vía.
En mí no cambió nada,
andar y desandar la vida,
voy de regreso a mi rancho.

Antaño de serenata
como cigarra canté al amor,
aún tengo en mi memoria
mi primer beso y su candor.
Era una princesa india
de dulce boca de rojo punzó,
olor silvestre al acecho,
anidé en su pecho un día de abril.
Cerquita de lo que canto Tacuara,
Cerrito y también Aceval,
vecinos del mismo camino
saboreando el mosto del cañaveral.

Piquete y su balsa cargada
era la esperanza en su lento andar,
crisol de gente en el río
llevando provistas rumbo al hogar.

Letra y Música:
Jackson Manosalva





   



   

   

   

Volver al Menu

Volver al Mapa