CANTATA HEROICA A
PEDRO JUAN CABALLERO

(Fragmento)

Ramiro Domínguez

UNA VOZ:
Lo que acaban de ver,
o lo que aquí se verá
-ya el tiempo para nosotros
no cuenta más-
son los duelos de todo un pueblo
por un Caballero cabal.
 
MUJER lº:
Aquí no hemos venido a llorar
su muerte. Porque el saltó por encima
del amor y del llanto.
 
MUJER 2º:
Solo cabe llorar por nuestros hijos,
que se alumbrarán con luceros
de barro.
 
MUJER 3º:
Aquí no hay ojos
ni manos
ni gargantas
en número capaz de aunar el gesto
que grite al mundo nuestro desamparo.
 
HOMBRE 1°:
Hoy hemos quedado huérfanos,
en orfandad total:
destituidos para siempre
lo verdadero y lo santo.
 
HOMBRE 2°:
El instauro esta gloria que se pudre
en nuestra boca, como panes ácimos.
 
HOMBRE 3°:
El nos dio nombre y voz,
y este dolor bendito de sabernos
paraguayos.
 
MUJER lº:
Que apaguen todas las luces.
Que digan al amanecer
que aquí no hay paso.
 
NIÑA:
Madre: ¿quién es ese señor
que ahí esta como un búcaro
derramado'?
 
MUJER 4º:
Era un pájaro de fuego,
que se quemo las alas
volando.
 
HOMBRE 4°:
Mentira que se mató
por escapar al tirano.
Al estrangular su grito
hay señal de que quiso
decirnos algo.
(Mutis)
 

  CERRO CORÁ

Campamento, campamento,
Amoite Cerro Corá pe
Pyhareve ko´ëti rire ñande guerra opahague
Henda ári Mariscal, ijespadami okápe
Vencer o Morir he´ihápe,
Ohuguaiti umi kamba.
Osyry pe Aquidaban kulantrillomi apytépe
Iñ´ëme omombe´u ñande ru omano hague
Ha yvyra piru tïmíre cerro hü pa´ü mbytépe
Ysyry pe omoirüvo
Ojahe´o umi guaiguingue.
Mariscal rire mariscal jey
Mamópa oime nde resaharã
Nembochyryry nereñentregái
Ndéko Paraguay mombe´upyrã
Guyra jepeve ombopurahéi
Omomba´ete Paraguay ruguy
Nokiririvéi maymárõ guyra
Oñembo´epa cada pytümby.
Batallón ha regimiento
Frente marcha tenonde
Ka´aguýre orretumba Mariscalnte osapukái
Ha oikovéva ha hasýva
Ha umi ñúre ikãnguekue
Opu´ã mboka ipópe odefendévo Paraguay.

Campamento, campamento,
Amoite Cerro Corápe
Cerromi pa´ü mbytépe
Cordillera de Amambay
Omano Mariscal López tricolor ovevehápe
Nontregáiri upe i bandera
Odefendévo Paraguay.
Ñamanorire ñapu´ã jey
Ñahendu vove Mariscal ñe´ë
Umi ysyry tuju karugua
Ombyasy joa López rekove
La generación torroga hese
Ha toñembo´e cada la oración
Ha Cerro Corá, Lomas Valentinas,
Nacherendunúna Sauce, Boquerón.









LA VOZ DEL VIEJO RÍO

Mi voz antigua viene de lejos
del viejo río que la acunó
sigue tan limpia como las aguas
del viejo río que me llevó.
Traigo por ella y en mi guitarra
los tiernos besos del gran Manú
y en mi garganta aprieto un nudo
de cinta, roja, blanca y azul.
Canción hurtada de altas noches
del pecho inquieto de la orfandad
para encenderla en serenata
en mil ventanas del Paraguay.
Canción antigua, rumor de río,
del viejo río que me acunó,
canción morena, canción serena
canción del verso que se perdió.
Traigo con ella indiano acento
que me enseñara José Asunción
y al entonarla vibrante siente
un eco extraño mi antigua voz.

Letra: Aníbal Romero
Música: Agustín Barboza



   

LA CANCIÓN DEL MIMBY

Ceñida a la frente radiante corona, la reina morena
viene de la selva con regio atavío, jepe ipy nandi.
En sus labios trae el canto soberbio que en noches serenas
fluyen de las sierras, muros gigantescos indoguarani.

Sobre una mullida gramilla verdosa la reina se sienta
y una dulce cuita conjuga en el verbo de su purahéi:
la lira exquisita dormida en su alma despierta, se agita,
y exhala eufonía de un raro instrumento, creación de te'ýi.

Su música alada es canto y es llanto que en las alboradas
brotaron suaves en notas sedantes de su takuapi:
copió de natura rumores de selvas, murmullos de aguas
que en graves arpegios evocan nostalgias de indoguaraní.

Trasluce en su rostro profunda tristeza, signo de su raza
que en su musa vibra al son de su alma ndovy'aihague:
padece torturas porque le dijeron que está esclavizada
la tierra del indio y preso el cacique petei ko'?.

Es india en su sangre la reina morena de cuerpo flexible
cubierto con plumas de garzas, gua'a y kuarahy mimby:
su herencia de arte traduce arrancando, canto inconfundible,
del raro instrumento de sedantes notas que llaman mimby.

Letra: JUAN CRISTÓBAL BALBI
Música: EMILIO BOBADILLA CÁCERES

   

   







   

Volver al Menu

Volver al Mapa