Alto Paraguay


Como señal de progreso
de mi patria paraguaya
luce su estampa en la playa
la princesa luz auroral:
Pinasco, jardín norteño
de mi Alto Paraguay,
feliz sitial de grandeza
del gran Chaco Boreal.
Hermoso puerto de ensueño,
Fonciere luce imponente,
orgullo del sol naciente,
bello pensil oriental,
caro al afecto sincero
de la agreste canción,
Casado, bello rincón
del cielo occidental.
Nuevos pétalos de flores
en el jardín ribereño
Colonia, dulce ensueño
de mi solar guaraní
y deshojo los capullos
de la selva milenaria
es Francia la pasionaria
de mi vergel Vallemí.
Regazo tibio del río
y cuna de mis acentos,
Sastre, los sentimientos
de mi cálido corazón;
por ti Isla Margarita
Mi canto tanto se empeña
al saberte perla norteña
dueña de mi estimación.
Cual rara joya nativa
que plenamente resalta,
bella Colonia Peralta,
motivo de inspiración,
Fuerte Olimpo y Guaraní,
hermosas prendas lozanas,
y Bahía Negra lejana,
guardián de la nación.

Letra: Pablo A. Turró Zayas
Música: Ireneo Ojeda Aquino

BAHÍA NEGRA POTY

Nde kausaiténte che rohejáta
re despreciare che voluntad
como recuerdo che ahejáta
ko’â ko verso ne mba’erâ

II

Mombyryetégui aju va’ekue
mombyryeténte taha jey
ha topyta pe nde rekove
otro jyva ári ta ipoty.

III

Consuelo mirô nda rekovéima
ko ne rendágui che ta jei
ne mborayhúre ja hetaitéma
ko’ê ha ára che asufrí.

IV

Aha kuetévo che rekoháre
Nde réra mínte che taraha
ha ndéve kóina ko kuatiare
kóva ko verso que ta heja.

V

Iporavénte ko che aharô
Bahía Negra che ta heja
ne ñe’ênguero che mandu’âro
che resay mante che amokâ

VI

Che ja ahátama nde hegui
ja ahecháma ne ñañaha
ha’evo ndéve ipahami
adiós che ama adiós kambá.

Música y letra: EDMUNDO MEDINA



PAJARO CHOGUY

CUENTA LA LEYENDA QUE EN UN ÁRBOL
SE ENCONTRABA ENCARAMADO UN INDIECITO GUARANÍ
QUE SOBRESALTADO POR EL GRITO DE SU MADRE
PERDIÓ APOYO Y CAYENDO SE MURIÓ
Y QUE ENTRE LOS BRAZOS MATERNALES
POR EXTRAÑO SORTILEGIO EN CHOGUY SE CONVIRTIÓ

CHOGUY - CHOGUY- CHOGUY- CHOGUY
CANTANDO ESTÁ
MIRANDO ACÁ- MIRANDO ALLÁ- VOLANDO SE ALEJÓ
CHOGUY- CHOGUY- CHOGUY- CHOGUY

QUE LINDO VA- QUE LINDO ES
PERDIÉNDOSE EN EL CIELO AZUL TURQUÍ.
Y DESDE AQUEL DIA SE RECUERDA AL INDIECITO
CUANDO SE OYE COMO UN ECO A LOS CHOGUY
ES EL CANTO ALEGRE Y BULLANGUERO
DEL GRACIOSO NARANJERO QUE REPITE SU CANTAR
SALTA Y PICOTEA LAS NARANJAS
QUE ES SU FRUTA PREFERIDA REPITIENDO SIN CESAR
CHOGUY- CHOGUY- CHOGUY- CHOGUY

CANTANDO ESTÁ
MIRANDO ACÁ- MIRANDO ALLÁ- VOLANDO SE ALEJÓ
CHOGUY- CHOGUY- CHOGUY- CHOGUY
QUE LINDO VÁ-QUE LINDO ES
PERDIÉNDOSE EN EL CIELO AZUL TURQUÍ
CHOGUY- CHOGUY
PERDIÉNDOSE EN EL CIELO AZUL TURQUÍ.

« Puerto Casado »


Letra y música: Rubén Domínguez Alvarenga


Pueblecito aquel donde yo nací
En un mes de enero
Hoy en mis recuerdos te llevo grabado
Y en el corazón.
Flor del Alto Norte y puerto del Chaco
De mi patria amada
Como una enramada que ubicado estás
Sobre el Río Azul.
En tu esencia guardas la labor febril
De los quebracheros
Que a golpe de hacha dejaron sus vidas
Por ganarse el pan.
Tanino producto del sudor de sangre
De miles de seres
Riqueza del amo comprador de tierras
Vil explotador.

Pueblecito mío donde yo nací
Te quedaste sólo
Tus hijos se fueron a emigrar
porque todo se acabó
Se acabó el quebracho, se cerró la fábrica,
Ya no hay trabajo.
Y la tierra que aunque paraguaya
Es de otro patrón.
Mi padre luchó durante la guerra,
Pueblecito mío
Defendiendo así tu suelo chaqueño
En el 32
Más todo fue en vano pues el enemigo
No era boliviano
Sino aquel paisano que el suelo del Chaco
Dio a la SECTA MOON!


PUERTO CASADO

Desde lejos se distinguen sus cerros azulados
que brindan esperanzas al prado occidental
regando su frescura vergeles de Casado
despertando las flores las auras otoñal.

Los rayos matinales, relámpagos de oriente,
esparcen allí bendito, flamígero esplendor
y en pos el sol se asoma, dorado, reluciente
rimando sus reflejos, Diana del amor.

Oh playa bendecida de argentos florecidos
oh playa venerada de rútilo panal
yo, alígero te envío mis trovas aquí nacidas
de un alma que soñaba su culto ideal.

Oh selva deliciosa de lírica Natura
lugares del ensueño que ofrece inspiración
donde las aves cantan vagando en las llanuras
donde el trovero entona nostálgica canción.

Su selva perfumada de mágicos encantos
esbelto paisaje de todo un vivo imán
vestida como el cielo de azul y níveo manto
se ve en la lejanía las alturas de Galván.

En blancas alboradas, en su campiña ufana
comienza su salmodia el triste makagua
y mientras en los pantanos alerta le acompaña
al son de su repique el acuático chahã.

Allí la roja aurora con sus frescos risueños
destila el rocío del cielo de zafir
y mecen leves cierzos los huertos casadeños
rayando en los confines el Febo de abril.

Letra: EMILIANO R. FERNÁNDEZ
Música: NÉSTOR DAMIÁN GIRETT

   



   

   

Volver al Menu

Volver al Mapa