HIMNO DE CEUTA

Salud, noble ciudad,
salud y honor
Traemos para ti
rimas de paz y amor.

Ceuta mi ciudad querida,
la siempre noble y leal
cuantos a tus playas llegan
encuentran aquí su hogar.

Avanzada en el Estrecho
puente al África tendido
no existe región de España
que en ti no encuentre su nido.

Eres la madre de todos;
triste y doliente en la guerra,
y en la paz acogedora
como la nativa tierra.

Yo te canto Ceuta amada.
Canto tu sol tu alegría.
Canto tu gloriosa historia.
Canto en ti, la Patria mía.

Y el grito de ¡Viva Ceuta!
suena en mi alma
cual eco fuerte
de un ¡Viva España!

Salud noble ciudad,
salud y honor.
El himno es para ti
canto de paz y amor.

 

HIMNO DE MELILLA

Entonemos un himno delante
de la ilustre Melilla con voz
que, arrancando del pecho, levante
de los labios un grito de amor.

Un pedazo de España, Melilla,
que de tres religiones surgió:
musulmana, cristiana y judía,
y al calor de sus rezos creció.

Melilla faro fiel,
muralla azul, puerta de gloria,
luz y coraza de doncel,
caudal de un sur para la Historia.

Mirad sus hijos, su esplendor,
racimos tiernos de laurel
que ciñe a un solo corazón.
Un pueblo inmenso puesto en pie.

Marinera entre piedras levanta
las raíces que España le dio,
generosa regala su savia
y la ofrenda con gozo y ardor.

Levantad tantas frentes al cielo,
que del cielo no vean el mar.
Apretad tantos brazos que el vuelo
sea un estruendo de gloria y de paz.

Y de paz.

 









Volver al mapa