HIMNO DE NAPO

Letra y música:
Federico Páez Pereira


CORO
... Y Dios creó esta tierra esplendorosa y bella
de Napo majestuoso ceñida en su extensión,
con el rumor y trinos de la bravía selva,
con quejas de fontanas, con el fulgor del sol!

ESTROFAS

¡Napo! ¡Napo! Región prometida
como es glauca y feroz tu montaña
y a raudales brotó de su entraña
oro negro que el mito venció;
y entre hosanas y glorias la Patria,
te saluda en unción reverente
como a estrella que anuncia por siempre
la alborada de un nuevo Ecuador.

¡Salve! ¡Gloria!
¡Salve oh Napo, Oriente Ecuador!
Tena: un puñado que irrumpe en la selva
levantando el pendón de esperanza,
un remanso de paz y bonanza,
con caricias de viento y de sol!
¡Salve! ¡Gloria!
¡Salve! ¡Gloria!





   

   





HIMNO DE TENA


Coro Salve, Aoh Tena! señora y sultana;
salve, oh cuna del sol! flor de oriente
que la Patria ostenta galana
cual diadema sin par en su frente.

Tena: un puño que irrumpe en la selva
levantando el pendón de esperanza,
un remanso de paz y bonanza
con caricias de viento y de sol;
de cristal y de plata los ríos,
de tisú y de gasa el celaje
y el grandioso esplendor del paisaje
la sonrisa inefable de Dios.

Cuatro siglos de fe y sacrificio
han forjado tu épica historia;
los laureles de triunfo y de gloria
al fundarte te dio el español;
el sudor y la sangre fecunda
de tus hijos regó la simiente
que hoy nos brinda el fruto
esplendente de la aurora de un día mejor.

Noble pueblo de Tena,
elevemos desde el pecho de azul infinito
nuestro himno de honor
como un grito pregonero
de heroico valor y con paso triunfal
al futuro avancemos, altiva la frente,
a forjar la grandeza de Oriente,
que hijos somos del Gran Ecuador!


   

   

   

Volver al Mapa

Volver al Menu