Himno de la Provincia de Guayas

Letra: José Joaquín de Olmedo
Música: Ana Villamil Ycaza


CORO
Saludemos gozosos
en armoniosos cánticos
esta aurora gloriosa
que anuncia libertad,
libertad, libertad.
ESTROFAS

I
¿Veis esa luz amable
que raya en el oriente
cada vez más luciente
en gracia celestial
Esa es la aurora plácida
que anuncia libertad.
Esa es la aurora plácida
que anuncia libertad.

II
Haz que en el suelo que amas
florezca en todas partes
el culto de las artes
y el honor nacional.
Nosotros guardaremos
con ardor indecible
tu fuego inextinguible
oh santa libertad.

III
Como vestales vírgenes
que sirven a tu altar
Como vestales vírgenes
que sirven a tu altar.
Y da con mano pródiga
los bienes de la paz.
Y da con mano pródiga
los bienes de la paz.

La Canción al Nueve de Octubre se convirtió en Himno Oficial de Guayaquil (1966) y ha sido adoptado como Himno de la Provincia del Guayas, cantándose solo el coro y la primera estrofa.



Guayaquil Pórtico de Oro



¡Guayaquil, Guayaquil
pórtico de oro,
que a la diestra del Guayas
te levantas!

Tienes el alma
del cristal sonoro,
con que vibras
en todas las gargantas.

Ciudad cosmopolita,
hogar fecundo,
Entre dos aguas,
marcos de tu casa:

El Guayas,
eres tú, dándote al mundo;
Y el mundo,
es el Salado, que te abraza.

El Guayas,
eres tú, dándote al mundo;
Y el mundo,
es el Salado, que te abraza.

Ciudad del Río Grande y del Estero,
Donde el sol, es un sol domiciliado,
Que amanece riendo en el primero
Y se duerme jugando en el Salado.

Ciudad cosmopolita,
hogar fecundo,
Entre dos aguas,
marcos de tu casa:

El Guayas,
eres tú, dándote al mundo;
Y el mundo,
es el Salado, que te abraza.

El Guayas,
eres tú, dándote al mundo;
Y el mundo,
es el Salado, que te abraza.

Ciudad del Río Grande y del Estero,
Donde el sol, es un sol domiciliado,
Que amanece riendo en el primero
Y se duerme jugando en el Salado.



 



Guayaquileño



Yo nací en esta tierra
de las bellas palmeras,
de cristalinos ríos, de paisaje
ideal, nací en ella y la quiero
y por ella aunque muera
la vida yo la diera
por no verla sufrir.
Guayaquileño madera de guerrero
bien franco muy valiente
jamás siente el temor,
Guayaquileño de la tierra más linda
pedacito de suelo de este inmenso Ecuador.

Guayaquileño no hay nadie quien te iguale
como hombre de coraje lo digo en mi canción

Guayaquileño no hay nadie quien te iguale
como hombre de coraje lo digo en mi canción

En mi tierra hay mujeres
muy lindas y serenas
hay rubias hay morenas
y todas una canción,
por eso con orgullo le canto yo a mi tierra
porque lo que ella encierra
es honra de Ecuador

Guayaquileño madera de guerrero
bien franco muy valiente
jamás siente el temor,
Guayaquileño de la tierra más linda
pedacito de suelo de este inmenso Ecuador.

Guayaquileño no hay nadie quien te iguale
como hombre de coraje lo digo en mi canción

Guayaquileño no hay nadie quien te iguale
como hombre de coraje lo digo en mi canción

Guayaquileño madera de guerrero
bien franco muy valiente
jamás siente el temor,
Guayaquileño de la tierra más linda
pedacito de suelo de este inmenso Ecuador.

Guayaquileño no hay nadie quien te iguale
como hombre de coraje lo digo en mi canción

Guayaquileño no hay nadie quien te iguale
como hombre de coraje lo digo en mi canción


   

   

   

Volver al Mapa

Volver al Menu