Himno de la Provincia de El Oro

Letra: Temístocles Aráuz
Música: Odalia Aráuz de García



CORO
¡Salve, salve provincia aguerrida,
de la patria brillante esplendor,
ofrecémoste todos la vida
cuando sea de luchar por tu honor!.

ESTROFAS

I
De tus hijos el justo civismo
con su altivo y bellísimo afán
son ejemplos de gran patriotismo
que en la historia por siempre estarán
pregonando tu heroísmo y tu fama,
tu grandeza, virtud y valor,
y la gloria en justicia proclama
ya tu noble y patriótico ardor.

II
Cinco décadas ha que formaste,
de la Patria importante sección
y arrogante y febril aportaste
de tus hijos magnífica acción.
Hoy altiva, brillante y galana
eres reina y señora del bien
a quien cual soberbia sultana
desde ultramar te admiran también.

III
Eres del Ecuador la atalaya
desde donde celosos cuidamos
la montaña, el valle y la playa
que de los Machalas heredamos,
aquella playa hermosa y ardiente,
aquel valle fragante y florido,
la montaña escarpada y pendiente
que nos legó Atahualpa querido.




   

  

HIMNO DEL CANTON MACHALA

Letra: Pablo Aníbal Vela
Música: Angel R.

 I
Levantemos los cuatro colores
de tu insigne Bandera en el viento
como se alza el audaz pensamiento
de la Patria que te hizo inmortal.

II
Oh, Machala, ciudad siempre heroica
centinela sin sueño y ufana,
porque sabes que estas de guardiana
de una puerta que nadie abrirá.

III
Noble tierra, David de la Patria ,
la pequeña, la dulce y querida,
nadie intente causarte una herida,
porque todos contigo estarán.

IV
Es ésta la admirable, esforzada
que prodigas tu sangre de hermana
y en el aire tu voz de campana
voz de alerta en la tierra y el mar.

V
Seis parroquias proclaman tu nombre,
seis parroquias han hecho tu historia,
y hoy se alumbra tu fe de tu gloria
pueblo libre en perpetua unidad.

VI
Oh, Machala, ciudad de tres tiempos,
capitana ciudad, Urbe de Oro,
cada pecho triunfal y sonoro
con tus manos de guerra y de paz.

VII
Oh ciudad levantada diez veces
del saqueo y de tus incendiarios.
Los piratas no son adversarios
aunque fuera el honor militar.

VIII
Oh diamante enjoyado en el Oro
de una tierra de gloria tan nuestra,
que ha vencido la sombra siniestra
que por siempre la quiso manchar.






   

   

   

Volver al Mapa

Volver al Menu