Himno del Departamento de Bolivar

Letra: Roberto A. Arregui
Música: Arturo Ingavélez


CORO
¡Salve, oh patria pequeña, provincia
que semejas bandera de tierra,
cuyas franjas: la Costa y la Sierra,
a Bolívar lo tienen por sol!.

 

ESTROFAS

I
Atahualpa trazó con sus manos
hondos surcos que fueron las huellas
en las cuales brillantes estrellas
la pasión del Quijote sembró...
De esa siembra nacimos nosotros
y esto explica que nuestra conciencia
tenga cantos de indiana elocuencia
y epopeyas de acero español...
¡Salve oh patria...

II
Fue nativo de nuestras montañas
aquel cóndor que pudo, en la bruma,
obsequiar a Bolívar la pluma
que el delirio inmortal escribió...
De ese cóndor tenemos la herencia,
de Bolívar su fúlgido nombre
y a cantar los derechos del hombre
el clarín de la luz nos llamó...

III
Es Guaranda la diosa escondida
entre siete colinas, campanas
donde afilan su voz las semanas
y sus liras afina el amor...
Tiene Chimbo el Susanga de bronce
para oír tempestades de gloria;
San Miguel, en la cumbre, es victoria
que ha dejado incrustado el pendón...
Y en Chillanes transcurre la historia,
convertida en trigal y canción.
¡Salve, oh patria...

IV
Nada anhela “Bolívar” del tiempo,
pues han sido y son sus mujeres
las antorchas que dan rosicleres
de ternura, belleza y honor...
Gloria a todos sus hombres ilustres
y a ti ¡oh, Madre Provincia!, que alistas
la Bandera de Paz y Unión...
¡Salve, oh Patria...

 



 

GUARANDA CIUDAD DIVINA


Se refugia entre montañas mientras la calienta el sol,
endulzado yo la miro y por ella no ha pasado el tiempo
caminando por sus calles creció mi corazón,
naci aquí y hoy me siento orgulloso de ser guarandeño
yo crecí entre gente buena y aprendí a ser lo que soy
mi ciudad es pequeñita pero con el corazón inmenso.
Cualquiera que la visita se que me da la razón,
De siempre tan bonita, vivo aquí y yo aquí me quedo.

Ciudad divina, la sucursal de cielo,
Entre siete colinas y un hermoso encantamiento.
Ciudad chiquita de carnaval eterno,
Y a ritmo de comparsa siempre está mi corazón
Que tengo anclado porque aquí me quedo.

Yo crecí entre gente buena y aprendí a ser lo que soy
mi ciudad es pequeñita pero con el corazón inmenso.
Cualquiera que la visita se que me da la razón,
De siempre tan bonita, vivo aquí y yo aquí me quedo.



  

   

Volver al Mapa

Volver al Menu