HIMNO DE AZUAY

Letra: Luis Cordero Crespo
Música: Luis Pauta Rodríguez


CORO
¡Reina hermosa de fuentes y flores,
Cuenca ilustre de galas vestida,
rebosante de luz y de vida
lujo y honra del noble Ecuador!.

ESTROFAS

I
Tuyo del bravo La Mar de Ayacucho,
tuyo el Niño en Pichincha inmolado,
cuyo nombre Bolívar, pasmado,
de Colombia en el pecho grabó.

II
Los insignes Solanos, los Cuevas,
Malos, Vásquez, Arízagas, Vélez,
áureas plumas, helenos cinceles,
tuyos, Cuenca, tus próceres son.

III
De su gloria tu gloria dimana,
digna madre de egregios campeones,
y de sabios y santos varones,
luminares del patrio esplendor.

IV
Ten por lema virtud y trabajo;
con el sabio el obrero compita;
todo azuayo a sus hijos repita:
Sin trabajo y virtud, no hay honor.

V
Ten la fe por imán que te guíe
la esperanza por ancla segura:
mira al cielo y trabaja y procura
que la dicha te venga de Dios.
 

Este himno fue escrito por el Dr. Luis Cordero Crespo para la primera exposición del Azuay, inaugurada el 12 de abril de 1904, para celebrar por primera vez la fundación española de Cuenca luego de 347 años. Posteriormente se convirtió en el himno de Cuenca, que hoy se canta, asimismo, como himno provincial.



   

La Chola Cuencana

AUTOR: Rafael Carpio Abad


Chola cuencana, mi chola,
capullito de amancay,
en ti cantan y en ti ríen
las aguas del Yanuncay.

Eres España que canta
en Cuenca del Ecuador,
con reír de castañuelas
y llanto de rondador.

Con tu donaire y majeza
evocas Andalucía;
pero en todos tus sentires
florece la cuencanía.

Hay en tu cara morena
frescura de amanecer;
y el sol quisiera en tus ojos
cada día atardecer.

Guitarras y castañuelas,
Concertina y rondador;
Alma de España que vive
En Cuenca del Ecuador.




 

       

   

Volver al Mapa

Volver al Menu