Limon

 

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Limon

Photobucket

Photobucket

Amor de Temporada

Letra y Música de Hector Zuñiga R.

Morena de vida

te vengo a cantar mis penas

a recordarte el día

en que vistes el alma mía.



En esta amarga vida

de angustias y de penas,

de dicha sólo tengo

tu imagen en mi memoria.



Aquí empieza la historia:

allá en las Playas del Coco

en un día de verano,

que irradia entusiasmo loco,

tocaban las guitarras

sonaban las marimbas,

los botes se mecían

asidos a sus amarras.



En la ondulada playa

de un mar azul

estabas tú cantando

cuando te vi.

La luna ya salía

allá en el confín

tú estabas a mi lado

y yo al lado de Tí.

En esa hermosa noche,

clara de abril

la luna por testigo

allá en el confín;

sonó luego el latido

de dos corazones

en un ardiente beso

mi amor te di.



Feliz pasaba el tiempo,

terminó la temporada

de regreso a mi pueblo

noté algo extraño en tu mirada,

tenías allá otro novia

que era el hombre que amabas,

a mí no me querías

qué triste amor el de temporada.



Cogí luego el caballo

y de regreso a mi pueblo

después de mi caballo

sólo la luna me acompañaba.



Morena de mi vida

aquí termino la historia

dejando a mi alma herida

tristes recuerdos en mi memoria.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

         Photobucket Photobucket

PATRIA

Nidia Rivera González
 

Ese lugar de descanso seguro.
Esa sombra de nogal o de roble
que te espera.
La que me espera a mi regreso
y me cobija.
Donde transitamos con lo corriente
y lo inolvidable.
Tus ancianos forjaron mi ser.
Tu tierra me dio de beber.
Tus campos me vieron crecer.
Tierra de valles y pampas,
de bosques y de montañas.
Te he recorrido de este a oeste,
de norte a sur y de todos,
me quedo con el sur,
de ahí soy.
Gracias por el abrigo y el pan
que me has dado,
gracias
porque al tocar una puerta
nunca me sentí extraña.
Gracias por el nuevo día
y por el ocaso.
Gracias patria por ser mi patria.

 

Limon

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Limon

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Limon

Photobucket

Huella mar

Floryluz Rodríguez Castro

Surge el mar,
como siempre,
de la nada,
del bolígrafo,
del silencio.
Irrumpe el mar,
el susurro del aire,
irrumpe la mano que acopla
la barca del tiempo.
Irrumpe el vaivén
sus veinticuatro horas,
se oye,
canta,
revuelca.

El mar se revuelca,
el mar se mece
en los ojos del harapiento,
el mar se crece
en la boca de los marineros,
el mar:
mamá de los pescadores,
amo de los marineros,
ruiseñor de las madres
que esperan a sus hijos
desde la playa.
El mar,
mar.

 

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

  Photobucket

Limon     Photobucket

Photobucket Photobucket Photobucket

Photobucket   Photobucket


Photobucket  Photobucket

Photobucket

 

 

Volver al Mapa