Himno del Departamento de Córdoba

LETRA: Rafael Grandeth Valverde
MUSICA: Miguel Dechamps Perea

CORO
¡Bandera Cordobesa
despliégate triunfal!
Las huestes de tu suelo
te aclaman si cesar.
¡Y la mujer sinuana
radiante y señorial
te ciñe rico escudo
labrado en libertad!

I
¡Bizarros Paladines
sigamos en la lid!
Marchemos a la cumbre
que asoma en el confín.
Los pueblos que no luchan no tienen porvenir.

II
Hoy somos responsables
de nuestro bien o mal.
Nacemos a la vida,
de libres.... ¡Libertad!
¡Contigo, sobre el yunque!
¡Contigo, hasta triunfar

III
El alma de la Patria
se abraza en el fervor.
¡Es Córdoba que emerge
del santo pabellón
a traernos, en ofrenda,
su genio y su valor!

IV
¡Abibe y San Jerónimo!
¡Montaña, cielo y mar!
¡Indómitos titanes
que al son de libertad
perfilan la epopeya
del trabajo y de la paz!

V
¡Titanes también fueron
aquellos del ayer
que descuajando sombras
de selvas en tropel
volcaron en los surcos
la música del bien!
VI
Que nunca más germinen
la envidia y el rencor.
Como hijos de Colombia
que sea su corazón
el ara en que se inflame
la fe de nuestro amor.

VII
¡Fecundo, inmenso valle!...
¡Heráldico Sinú
que llevas en tus ondas
hasta el caribe azul
la voz de pueblos libres
a golpes de virtud!

VIII
Los nobles postulados
que forjan nuestro ideal
son fuerzas que repudian
el vivio y la impiedad
¡La cumbre es el progreso
que vamos a escalar!...

IX
Prendidos en la brega
bajo el ardiente sol
no habrá poder extraño
que eclipse aquella unión,
la unión que ayer juramos
ante la Patria y Dios.

X
¡Arriba cordobeses!
¡Arriba a combatir!
¡Granados, heredades,
y surcos mil a mil
preludian la grandeza
de nuestro porvenir.

XI
Tu grito Montería
de justa rebelión
fue el grito de arrebato
que el prócer esculpió:
¡Paso de Vencedores!
¡Armas a Discreción!

 

   

Himno de Montería

Letra: Rafael Guevara Figueroa
Música: Armando Pérez Periñam
Año: 1964

 
[Coro]
Montería es la villa soñada
En las ondas del raudo Sinú
Como la urbe que avanza aclamada
Sobre un valle de espléndido azul.

I
Gran ciudad que blasonan los cuernos
Con sus arcos de acción y de luz,
Manantial de valores eternos,
Heredera inmortal del Sinú.

II
Noble sangre le ofrenda el torero
En las lidias de su arte sin par:
Tradiciones del veinte de Enero,
Como ritos de honor secular.

III
Cual trasmallo en plena subienda
Es la pesca de su alto sedal
Y cual mieles de antigua molienda
Nos ofrece su aliento vital.

IV
Sus varones de recia pujanza
La tallaron cual un pedestal
Para el héroe de joven semblanza
Que hoy le imprime su gesto marcial.

V
El progreso se rinde a sus plantas
De atrayente y gentil capital
Y en las voces de cada garganta
Montería es un Himno Triunfal!



   











Volver al Mapa

Volver al Menu